Arranca la prevención de mosquitos

La empresa encargada del control de plagas contratada por el Ayuntamiento de Almassora inició ayer las prospecciones de larvas de mosquitos ante la subida de las temperaturas de los últimos días. Se trata de la primera revisión, realizada tanto en casco urbano como en la playa, para seguir la evolución de la especie desde los primeros días del año.

En el núcleo urbano las revisiones se centraron en imbornales, mientras que los operarios se desplazaron posteriormente hasta la playa para revisar acequias, charcas y otros puntos con agua estancada. Las labores comenzaron en Vora Riu y se extendieron hasta el límite con el término municipal de Castellón. Los operarios extrajeron muestras de agua para descartar la presencia de larvas, que podría multiplicarse en caso de lluvias con la temperatura actual.

En este sentido, la empresa ha recordado que el seguimiento de la especie depende en gran medida de las condiciones atmosféricas, atípicas en este momento del año debido al calor registrado en los últimos días. Según las mismas fuentes, con el mercurio en estos valores es más fácil el desarrollo de las larvas ante una posible llegada de lluvias si no lleva aparejado un descenso de las temperaturas.

La concejala de Medio Ambiente, María José Tormo, ha recordado en este sentido que el cronograma de trabajo variará en función de la estación del año y de la meteorología que, de hecho, está previsto que se ajuste a los parámetros del invierno este mismo fin de semana tras el calor de los últimos días. “La empresa especializada conoce los factores clave en la aparición y desarrollo de los mosquitos y, sin duda, el tiempo es uno de los que más impacto tiene”, ha indicado.

Otro, recuerdan desde la empresa, es el agua estancada sin tratamientos específicos que impidan la proliferación de las larvas. En este sentido, los técnicos desplazados esta semana hasta la playa de Almassora detectaron numerosas piscinas privadas con agua sucia al descubierto. Al respecto, solicitan a los propietarios que tomen medidas para cubrir las balsas durante el invierno o tratarlas con productos especializados contra las plagas.

La colaboración ciudadana, inciden, será clave para que la campaña contra los mosquitos dé sus resultados el próximo verano. “La erradicación total no es posible, pero sí podemos lograr que sea un verano tranquilo si los propios vecinos nos concienciamos de que también está en nuestra mano evitar la acumula

Noticia publicada en www.radiocastellon.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *