El centro social de San Felipe recibe una oferta para su reapertura

El Ayuntamiento de Almassora ha recibido una oferta para gestionar el local social de la tercera edad de la calle San Felipe en el plazo habilitado para el concurso público, que finalizó ayer. La mesa de contratación se ha reunido esta mañana para abrir el sobre con la documentación administrativa requerida en el pliego de condiciones y continuar con el proceso de adjudicación en los próximos días.

El plazo del contrato para la gestión del centro social es de cuatro años prorrogables por dos más. El presupuesto de licitación está fijado en 1.200 euros, mejorable al alza por los aspirantes a la gestión. Según el pliego de condiciones, el adjudicatario tendrá que abonar la primera anualidad tras la adopción del acuerdo de adjudicación y antes de la formalización del contrato.

La actividad a desarrollar será la propia de un bar-cafetería, en este caso en un centro social de la tercera edad en el que se servirán comidas frías y calientes y todo tipo de bebidas. Además, el gestor del local podrá organizar en el salón diáfano anexo eventos públicos destinados prioritariamente a los integrantes de las asociaciones de la tercera edad (bailes, actuaciones, teatro, conciertos, celebraciones, etc…), para lo que tendrá que solicitar autorización expresa al Ayuntamiento de Almassora con una antelación mínima de dos días.

El adjudicatario estará obligado a ejercer funciones de conserje para la apertura del edificio, facilitando el uso y acceso de los asistentes al salón diáfano anexo, que estará destinado a su uso por el Ayuntamiento para la realización de cursos, ensayos, talleres ocupacionales, exposiciones o cualquier otro evento de iniciativa municipal. El horario de la actividad se regirá por lo establecido por la orden de Conselleria de Justicia por lo que se regulan los horarios de espectáculos públicos, actividades recreativas y establecimientos públicos para 2015.

La concejala de Participación Ciudadana, Merche Galí, ha valorado positivamente la reapertura del centro social, un local en el que cada semana se reúnen decenas de mayores y cuyo cierre, por la extinción del contrato anterior, preocupaba a los usuarios y al equipo de gobierno. Por ello, el Ayuntamiento de Almassora redujo las cargas para el adjudicatario después de que el anterior concurso público quedara desierto. Galí ha recordado que la explotación del negocio también supondrá una oportunidad laboral para una familia del municipio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *