El colegio Santa Quitèria recuperará la línea de tres años

El Ayuntamiento de Almassora ha celebrado la decisión de la Generalitat Valenciana de devolver al colegio Santa Quitèria la línea única para cada curso en lugar de la mixta con alumnos de 3 y 4 años que impuso el ejecutivo valenciano durante la última legislatura del Partido Popular y que movilizó a la comunidad educativa. De esta forma, el centro, que funciona íntegramente en aulas prefabricadas desde 2010, contará con los tres cursos de Infantil y cuatro de Primaria.

Almassora colegio Santa Quitèria

La concejala de Educación de Almassora, María José Tormo, ha celebrado la noticia que pondrá fin a las movilizaciones emprendidas por la AMPA del Santa Quitèria en 2014 para impedir la pérdida de una línea educativa impuesta por la Conselleria de Educación durante el Gobierno valenciano del PP. Tormo ha recordado que el Ayuntamiento de Almassora presentó un recurso contra el departamento autonómico ante el Tribunal Superior de Justicia pero lo retiró medio año después. “Devolver la línea es devolver la dignidad y apostar claramente por la continuidad del colegio”, ha insistido la edil.

La presidenta de la AMPA del colegio Santa Quitèria, Carmina Font, ha manifestado “la enorme alegría de las familias y de los maestros al conocer que se nos devuelve un derecho que abre la puerta a que más padres quieran matricular a sus hijos en nuestro colegio el próximo año”. “Hay muchas familias del barrio reticentes a que los niños estudien en aulas mixtas y que ahora tienen aseguradas las clases para alumnos de un mismo curso, por lo que esperamos llenar la clase”, ha considerado.

Obras

Además, el consistorio inició los trámites a finales de enero para ceder los terrenos donde se construirá el futuro colegio coincidiendo con el anuncio del Consell de incluir el centro entre las obras educativas de esta legislatura. Según la previsión de la Generalitat Valenciana, las obras del centro arrancarán en 2017, tras siete años de actividad en aulas prefabricadas. El colegio Santa Quitèria se construirá en una pastilla de suelo a la espalda del edificio de Servicios Sociales de Almassora, junto a la avenida José Ortiz, que tiene una superficie de 9.848,05 metros cuadrados calificados como dotacional docente.

El plan educativo del Consell también pasa por llevar a cabo la rehabilitación integral del centro Embajador Beltrán durante el primer semestre de 2018, así como eliminar las aulas prefabricadas del instituto Álvaro Falomir. No obstante, la prioridad del equipo de gobierno pasa por ejecutar las obras del colegio Regina Violant en cuanto la Gneeralitat Valenciana complete los trámites administrativos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.