Inmoral de cara a los votantes

Escribo este artículo apenas dos horas después de que haya terminado el pleno del disparate. Uno más a los que nos tiene acostumbrados en Almassora Sergio Manrique, antes como portavoz de Se Puede y ahora como portavoz de sí mismo. Es cierto. La ley tiene razonamientos cuestionables para la moral. Uno de ellos es nuestra obligación de admitir como no adscrito a Manrique, que ahora se autorrepresentará en el salón de plenos, en la casa de todos, nuestro ayuntamiento.

Puedo imaginar la cara con la que debieron quedarse sus votantes, que lo eligieron el 24 de mayo del 2015 gracias a que concurría bajo las siglas de un grupo con un proyecto electoral, y ahora les deja sin un representante legítimo porque se va sin irse. Su política sin escrúpulos llevó a la propia asamblea de Se Puede a pedir por mayoría que abandonara la formación. No lo digo yo, lo confirmó ayer la nueva portavoz en el debate, dejando resuelta cualquier duda sobre los motivos que llevaron a Manrique a salir del grupo que el año pasado le aupó a la bancada de la oposición.

En ese espacio lleva un año y cuatro meses haciendo bandera del no y de la discusión, polémica. Ni sus propios compañeros quieren seguir esa línea de confrontación tan alejada del trabajo por el bien común, por el futuro de Almassora, y por eso le pidieron que se marchara. Pero no. Seguirá apoltronado en su silla, defendiendo los ideales que no lleva en ningún programa electoral, frente a otros grupos que no lograron representación en el salón de plenos a pesar de haber obtenido votos en las urnas. No olvidemos que Manrique, como Manrique, no obtuvo nada y que hoy le niega su sitio al número tres de la formación.

La decencia y la moral deben regir nuestro camino, más si cabe en política, donde nuestra actitud debería ser ejemplo para los vecinos que confiaron en nosotros. Ejercer el cargo obstruyendo el funcionamiento del consistorio y dando lecciones de transparencia y moral me sonrojan cuando llegada la hora uno no es capaz de dar un paso atrás y marcharse con dignidad para que se cumpla la voluntad del pueblo.

Merche Galí

Primera teniente de alcaldesa de Almassora

(El Periódico Mediterráneo, 12 de octubre de 2016)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *