La Conselleria adjudica las obras del Regina Violant

Plano general Regina Violant

La Conselleria de Obras Públicas ha confirmado la adjudicación de las obras del colegio Regina Violant de Almassora a la empresa valenciana Torrescámara y cía S.A. El presupuesto de los trabajos asciende a 5.169.399,62 euros, según ha ratificado el gabinete de la consellera María José Salvador al equipo de gobierno local. El trámite supone el desbloqueo del proceso administrativo y el inicio de las obras en 2016 tras nueve años y medio de actividad en aulas prefabricadas.

El anuncio de licitación de las obras del Regina Violant se produjo el pasado 27 de marzo por un importe máximo de 6.929.490,11 euros. Finalmente, este presupuesto se verá reducido en 1.760.090,49 euros tras la valoración de las 40 ofertas presentadas en el periodo habilitado y la elección de Torrescámara como adjudicataria de los trabajos. Así se lo ha transmitido el equipo de gobierno al presidente de la AMPA del Regina Violant, José Antonio Rivera. “Es un día de gran alegría para la comunidad educativa, para este Ayuntamiento y para Almassora en general, después de casi una década siendo ninguneados por el Gobierno valenciano”, en palabras de la concejala de Educación, María José Tormo.

Por su parte, el solar del antiguo campo de fútbol La Garrofera ya está preparado para albergar la ejecución del colegio durante 18 meses, tal como estaba previsto. El centro Regina Violant dispondrá de tres líneas educativas compuestas por 9 unidades de Infantil, 18 de Primaria y un comedor escolar. La superficie construida será de 7.127 metros cuadrados en un recinto que incorporará el uso del pabellón B del polideportivo municipal para que los alumnos realicen sus prácticas deportivas sin necesidad de construir pistas nuevas, si bien dispondrán de accesos y vestuarios diferenciados para evitar molestias.

La junta de gobierno del Ayuntamiento de Almassora ya aprobó el mes pasado la concesión de licencia ambiental a la Conselleria de Educación para la instalación del colegio con arreglo al proyecto redactado por los técnicos en enero de este año. De esta forma, aceleró los trámites para reunir todos los permisos necesarios y que las obras no sufran más demoras después de cerca de una década en aulas prefabricadas. Desde el verano de 2006 hasta la actualidad, los módulos de plástico han pasado de alojar a 123 alumnos a superar los 560.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *