La esperanza socialista

El debate generado en las últimas semanas en el seno del PSOE me lleva a hacer un llamamiento a la familia socialista para abandonar toda lucha interna y avivar el trabajo por una sociedad más justa y progresista. La movilización no debe ir en bandos, ni personalizada, sino dirigida a trabajar por unos ideales, los mismos que sentaron las bases del partido hace 137 años y que no debemos dejar a un lado por muchos obstáculos que surjan en el camino.

La polémica de estos días ha enturbiado la verdadera realidad porque así lo han aprovechado otros partidos, que se han valido de esa cortina para ocultar, como en el caso del Partido Popular, asuntos tan capitales para la democracia como la corrupción. Mientras quienes no hace tanto tiempo nos gobernaban con sus siglas hoy cumplen prisión o se enfrentan a dificilísimos procesos judiciales y tratan de apartar de la agenda política y mediática su situación valiéndose de las divergencias en el seno interno del PSOE.

Y no debemos olvidar también a todos esos partidos que han aprovechado la coyuntura de estos días para intentar sustituirnos. Les digo que eso es imposible porque no hay ningún otro partido, ni a la izquierda ni a al derecha del PSOE, que defienda los principios socialdemócratas. Por tanto, dejaríamos un hueco que nadie puede ocupar. Su oportunismo tiene corto recorrido, justo el tiempo que tarde la estructura socialista en volver a poner en su horizonte lo importante: el bienestar de los ciudadanos.

Es por ello que aprovecho para alentar a la familia del PSOE, a la del PSPV y a todas las agrupaciones locales, a que no dejen huérfana de esos valores a la sociedad. A todos mis compañeros les pido que recapaciten por qué se decidió fundar el Partido Socialista Obrero Español hace 137 años y por qué a día de hoy sigue existiendo y es necesario que exista. Trabajamos por un bien común y, aún con el convencimiento de que las elecciones primarias eligen al secretario general y sólo las primarias deberían retirarle su confianza, el único debate que tiene que ocuparnos ahora es el de los principios.

Merche Galí Alfonso

Primera teniente de alcalde

(El Periódico Mediterráneo, 12 de octubre de 2016)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *