Las obras en Embajador Beltrán ponen fin a años de inundaciones

El nuevo sistema de desagüe del colegio Embajador Enrique Beltrán ya está instalado para solucionar las inundaciones que sufre el patio del centro en cada episodio de lluvias. Las obras de mantenimiento a cargo del consistorio han comenzado por el saneamiento de la red de pluviales, el tramo más complejo de los trabajos que una mercantil local ejecuta para poner a punto el colegio de cara al próximo curso escolar.

Las nuevas rejillas y conexiones se extienden a lo largo del patio para que actúen como aliviadero del agua de lluvia que, hasta la fecha, se quedaba estancada y provocaba problemas de acceso al interior del edificio principal. La ejecución se produce en base a las recomendaciones de los técnicos municipales, que redactaron los planos con las cotas de nivel existentes y los objetivos de la intervención.

Así, los operarios iniciaron las obras de mantenimiento con la apertura de una zanja para la rejilla de la recogida de aguas pluviales que discurre en paralelo a la puerta principal del centro. Coincide con uno de los puntos que mayor saturación de agua sufre el recinto educativo y que dificulta la entrada de los alumnos en días de lluvia. Otra rejilla de drenaje conecta este punto en perpendicular con el acceso al edificio central, de manera que la canalización del agua deje de ser un problema a partir del próximo curso. Las primeras pruebas confirman que el nuevo operativo de desagüe responde positivamente.

Tal como han indicado los técnicos municipales, la instalación del sistema de drenaje es la parte más complicada de la intervención en el colegio Embajador E. Beltrán. De hecho, la obra que corresponde al arreglo de pluviales y reparación de la solera está valorada en 60.494,92 euros, mientras que la sustitución de las porterías y canastas alcanza los 6.092,35 euros. En total, la Concejalía de Educación que dirige María José Tormo ha destinado 100.000 euros a mejoras en los centros educativos durante este trimestre para solventar las deficiencias de mantenimiento que arrastraban.

Tras la intervención en la red de pluviales, las obras continúan con la instalación de los anclajes para el equipamiento deportivo, la pintura de la pista mediante aplicación de una capa de imprimación para conseguir mayor adherencia y una segunda capa de pintura con resinas. El patio del colegio Embajador E. Beltrán lucirá también nuevas líneas de juego de un campo de futbito o balonmano y dos de baloncesto el próximo curso escolar. El equipamiento deportivo incluirá dos nuevas porterías de fútbol/balonmano de competición y dos canastas de baloncesto de poste central fija con tableros y aros macizos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *