Señalizaremos los puentes BIC del Millars para aumentar su valor

El Ayuntamiento de Almassora ha propuesto al consistorio de Vila-real la señalización de los dos puentes declarados Bien de Interés Cultural (BIC) que cruzan el río Millars a su paso por ambas localidades, el de Santa Quitèria y el de la carretera N-340. La iniciativa de la concejala de Urbanismo de Almassora, Carmina Martinavarro, cuenta con el visto bueno de la administración local vecina para instalar paneles que informen de la figura de protección que afecta a ambos monumentos.

Puente del Millars

En el caso del puente de la N-340, cuya construcción finalizó en el año 1790, el departamento de Urbanismo ha elaborado un informe dirigido a la Unidad de Carreteras del Estado en Castellón, firmado ya por la alcaldesa, Susanna Nicolau, para solicitar la instalación del cartel informativo. “Al pasar la carretera N-340 sobre el referido puente, que es de titularidad y gestión estatal, se solicita a esa Unidad de Carreteras del Estado autorización para la instalación de los carteles informativos referidos”, señala el documento.

Éste especifica la intención de instalar un cartel informativo que indique la existencia de este Bien de Interés Cultural, el conocido como Pont Nou sobre el río Millars, que conecta los municipios de Almassora y Vila-real en el km, 61,200 de la carretera N-340. Fue declarado BIC por Real Decreto 1715/2000.

El documento incide en que la intención del consistorio es “instalar un cartel informativo a ambos lados del puente por cada uno de los ayuntamientos implicados y unos metros antes de acceder al puente”. La características de la infraestructura constan también en un documento adjunto remitido a Carreteras junto con una fotografía.

De igual forma, ambas localidades quieren poner en valor el puente de Santa Quitèria, construido en el siglo XIII y declarado BIC en 2006. La infraestructura medieval, de 154,88 metros, conecta el ermitorio de la patrona de Almassora con la localidad vecina.

La delegada de Urbanismo de Almassora, Carmina Martinavarro, ha agradecido la voluntad de su homólogo en Vila-real, Emilio Obiol, a fin de mejorar la rotulación de los elementos culturales y patrimoniales que comparten ambas localidades. “Hemos solicitado presupuesto con las características de las señales y la inscripción que queremos rotular para que puedan instalarse lo más pronto posible y así dar difusión del valor que tienen estas infraestructuras, un interés que compartimos con Vila-real”, según Martinavarro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.