Todo a punto en el Parque Municipal de Educación Vial

Los niños de Almassora inaugurarán el Parque Municipal de Educación Vial antes de que acabe el curso. Será posible gracias al avance de los preparativos en el primer circuito de prácticas infantiles de la localidad, un espacio que los operarios han pintado durante esta semana para rotular las calzadas y carriles bici por los que circularán los pequeños en fechas próximas. La puerta de acceso al parque y el vallado perimetral también incorporarán mejoras para que toda la manzana luzca renovada tras años de abandono.

Almassora parque educación vial

La empresa encargada de la rotulación del circuito instalará la próxima semana las 27 señales encargadas por la Policía Local de Almassora para simular la circulación por la vía pública. De esta forma, los pequeños usuarios tendrán la oportunidad de familiarizarse con los indicativos de peatones y conductores a partir de la jornada inaugural del parque, prevista para antes de que finalice el curso escolar.

El parque cuenta con un presupuesto de 49.627 euros. Esta cuantía incluye el acondicionamiento y pintado del suelo (20.000 euros), un sistema de alumbrado adecuado a la altura de los niños (19.000 euros), la renovación de la valla exterior (7.127 euros) y la instalación de una nueva puerta de acceso (3.500 euros).

El recinto está concebido como un espacio de práctica, al tiempo que supondrá un lugar de ocio para pequeños y adultos. “Instalaremos bancos para que las familias que traigan a sus hijos fuera del horario de prácticas infantiles tengan la tranquilidad de que los niños están seguros, en un espacio vallado, ajardinado y sin acceso al tráfico rodado”, ha indicado Santiago Agustí. Además, la ubicación del circuito permitirá revitalizar un barrio que carece de propuestas de ocio.

De hecho, la remodelación de este enclave en el que se encuentra el Auditori Les Boqueres incluye también la instalación de dos contenedores navales para que los utilicen los jóvenes de Almassora como centro de formación y esparcimiento, según planeó el concejal delegado del área, Xavier Trenco, para dar respuesta a las iniciativas de este colectivo.

Así, el proyecto ha supuesto la eliminación de todas las casetas antiguas, que se encontraban abandonadas y con riesgo de desprendimiento en el entorno del auditorio, y el acondicionamiento de este espacio hasta ahora olvidado en la calle Boqueras. La intervención incluirá también la pintura de la fachada del Auditori, que se encuentra deteriorada por el paso del tiempo, y la reposición de jardinería, ya completada, para mejorar la imagen del conjunto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *