Un protocolo más eficaz ante el impacto de la industria

El Ayuntamiento de Almassora reforzará el protocolo de seguridad medioambiental para agilizar la tramitación de los expedientes administrativos en caso de que se produzca una situación anómala o de posible riesgo para la ciudadanía en las industrias. El proyecto afecta directamente a la regulación de las empresas instaladas en el polígono del Serrallo y a la zona de influencia del Puerto de Castellón, dos de los espacios industriales que mayor impacto generan sobre la población de Almassora.

Parque público Serrallo

A partir de esta fecha, el departamento municipal de Urbanismo remitirá a la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio una copia de los informes, fotografías y muestras de cualquier producto que se haya podido verter desde las industrias y que haya sido objeto de una inspección de la Policía Local o la Guardia Civil, que canaliza las investigaciones a través del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona).

Los técnicos han coordinado este refuerzo del protocolo al entender que el departamento autonómico tiene que conocer todas las diligencias que practican el Ayuntamiento y los cuerpos de seguridad en tanto que es el organismo que concede y retira las autorizaciones ambientales para la actividad en el área de mayor influencia para la población. De igual forma, el consistorio quiere asegurarse de que, ante un hipotético juicio, la defensa de los intereses locales quedaría reforzada al acreditarse las diligencias practicadas.

El objetivo de la propuesta es agilizar la investigación de posibles infracciones en la actividad industrial y descartar el riesgo para la población. Históricamente los vecinos tenían que esperar varios días hasta saber si hubo incidencia en la empresa y de qué tipo fue o si, pese a la alarma social despertada, formó parte de la rutina de la actividad industrial. El protocolo previsto pretende acelerar los trámites y que la administración dé una respuesta más rápida.

El equipo de gobierno es consciente de que el impacto visual y acústico y los malos olores procedentes del área industrial ubicada fuera del término municipal de Almassora son causa de preocupación entre la ciudadanía frecuentemente. Este hecho genera llamadas a la Policía Local, quejas ante el Servei d’Informació i Atenció al Ciutadà (SIAC) y un dispositivo de comunicación constante entre los agentes y la Guardia Civil para descartar riesgos.

Es por ello que el consistorio quiere reforzar el protocolo de actuación al tiempo que negocia con la administración autonómica, el Ayuntamiento de Castelló y las empresas ubicadas en el polígono del Serrallo la financiación de la pantalla verde que proteja a los vecinos de Almassora del impacto industrial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *